Home » Articles » La nueva perspectiva geoestratégica del Mundo – II

La nueva perspectiva geoestratégica del Mundo – II

La nueva perspectiva geoestratégica del Mundo – II

EEUU, es un país consciente de su rol histórico y de su poderío, por lo cual se ha avocado al estudio y análisis de una forma permanente, sobre los problemas que infieren en la estabilidad del orden mundial. Ello implica evaluar el impacto que pueden generar sobre sus intereses a nivel mundial, el accionar de grupos y organizaciones en los distintos escenarios que consideran vitales, para su seguridad. En tal sentido han sido principios inherentes a la doctrina de seguridad para los EEUU, el vínculo entre el concepto geográfico, es decir, la espacialidad como un todo y la concepción política del poder. Sobre estas bases se implementa la observación y seguimiento, de los distintos escenarios del mundo, y se invierte un gran presupuesto en centros de investigación para la formación y empleo de equipos de investigadores. Uno de los principios de la seguridad es, disminuir o neutralizar, el impacto que puede generar el riesgo en los intereses vitales. En el capitulo anterior, la cita del manual de DDI, evidencia lo señalado para los EEUU:

“La importancia de estos conflictos para los EEUU radica, en que el desenlace indeseable de ellos podría motivar el aislamiento gradual de los EEUU, sus aliados y socios comerciales tanto entre los miembros del grupo como entre el grupo y el resto del mundo” .

En ese orden de ideas, tras los cambios sufridos a nivel mundial, surgen las siguientes interrogantes: ¿Han variado los principios de la doctrina de seguridad de los EEUU, en el mundo globalizado?, ¿Cuál es el papel que asumen, las Fuerzas Armadas Norteamericanas, la inteligencia, y otros componentes de la doctrina en el nuevo reordenamiento mundial?, ¿Qué principios rigen, en el momento actual, la relación de EEUU y sus socios? A fin de abordar las interrogantes planteadas, describamos el contexto histórico impactado por el derrumbamiento del bloque soviético y sus consecuencias, además del surgimiento de la globalización. Durante la década de los 80 se plantea una gran discusión, sobre el papel del estado en el nuevo orden mundial (la globalización). La existencia de una tecnocracia con fuerte influencia en el estado, se muestra como la soluciona a las crisis de los países, una suerte de intelectuales orgánicos . La globalización se caracterizará por la confrontación entre lo ideológico y el mercado, durante estas décadas entran en acción, los enfoques de Milton Friedman y Friedrich Hayek, destacándose su implementación en países como Chile (periodo de Pinochet), Gran Bretaña (periodo de Margaret Thatcher) y EEUU (periodo de Reagan).

El historiador Francis Fukuyama , publica en septiembre de 1989, un libro titulado “El fin de la historia”, interpretando los cambios acelerados que se sucedían:

«Lo que podríamos estar viendo no es sólo el fin de la Guerra Fría, o de un particular período de post-guerra, sino el fin de la historia como tal: esto es, el punto final de la evolución histórica de la humanidad y la universalización de la democracia liberal occidental como la forma final de gobierno humano».

Una rápida cronología sobre los eventos, nos permite apreciar los vertiginosos cambios a sucederese:

Para 1990, John Williamson consejero económico, propone un plan de diez puntos (Consenso de Washington) en función de la vecina realidad y, el impacto que se tendría en América Latina:

1. Disciplina fiscal

2. Reordenamiento de las prioridades del gasto público

3. Reforma Impositiva

4. Liberalización de los tipos de interés

5. Un tipo de cambio competitivo

6. Liberalización del comercio internacional (trade liberalization)

7. Liberalización de la entrada de inversiones extranjeras directas

8. Privatización

9. Desregulación

10. Derechos de propiedad

– La creación en 1995 de la Organización Mundial de Comercio (OMC) es uno de los momentos más decisivos de la globalización. La integran la mayoría de los países y, pasa a normatizar muchas actividades: propiedad intelectual, regulación de empresas y capitales, subsidios, tratados de libre comercio y de integración económica, régimen de servicios comerciales (especialmente educación y salud), etc.

– Crisis económicas: tequila, dragón, vodka, samba, tango: La velocidad y libertad alcanzada por los capitales para entrar y salir de países y empresas está asociada a una serie de eventos eco-financieras locales de impacto global. La primera de la serie se produjo en México en 1994/1995 y su impacto global se conoció como efecto Tequila. Con posterioridad se produjeron la crisis asiática en 1995/1997 (efecto Dragón), la crisis rusa en 1998 (efecto Vodka), la crisis brasileña en 1998/1999 (efecto Samba) y la crisis argentina en 2001/2002 (efecto Tango). Las reiteradas crisis económicas ha generado una amplia discusión sobre el papel desempeñado por el Fondo Monetario Internacional.

– En 1998 se firmó el Estatuto de Roma creando la Corte Penal Internacional, que entró en vigor el 1 de julio de 2002 luego de alcanzar la cantidad de ratificaciones necesarias. En 2003 la Corte penal Internacional quedó constituida. El principal problema para el funcionamiento de la misma es la posición de los Estados Unidos, opuesto a su jurisdicción.

– En 2001 (Ronda de Doha) y después de 15 años de duras negociaciones, China ingresó en la OMC. De este modo el país más poblado del mundo (22% de la humanidad), quinta economía mundial y la de mayor crecimiento en los últimos 30 años, se incorporó plenamente al mercado mundial.

– Los atentados del 11 de septiembre de 2001, contra el Centro Mundial de Comercio (World Trade Center) de Nueva York, adquirieron una significación mundial siendo el inicio de la agenda global contra el terrorismo internacional departe de los EEUU. Como consecuencia de ello, se restringirán los derechos humanos para garantizar la seguridad.

En la medida que los eventos se producían algo seguía bajo incertidumbre, ¿cuál era el futuro del Estado Nacional, ante el fenómeno de la globalización? Para autores como Urlick Beck “el globalismo encausa absolutamente todo a lo economicista y, deja en el tapete el resto de las expresiones ecológica, cultural, política y social a manera de participación donde la predominancia sigue siendo el mercado”. Al darle predominancia al mercado, suscribirse la creación de la OMC que obtiene un papel relevante en la normatizaciòn mundial, se desplazan los principios suscritos en la primera modernidad. En este periodo, se estableció el concepto de Estado Nación, legitimado en los acuerdos de Westfalia hacia 1648, cuyo objetivo es la armonización de los intereses individuales y comunitarios, con los principios de seguridad y libertad a fin de garantizar el derecho de la propiedad (principio económico), se establecía una convivencia delimitada entre lo económico y lo político. En otro orden de ideas, la globalización se presenta como una visión holística que permite en su interior diferentes acepciones políticas, ecológicas, ideológicas, tendencias económicas. Pero, lo que este movimiento concibe con mayor importancia, es el desarrollo de los mass medios y su tecnologizaciòn, a través, de los cuales divulgará esa visión holística. Veamos en el siguiente cuadro, que caracteriza tres concepciones sobre este importante movimiento:

Proteccionistas negros

Resaltan el impacto negativo de la pérdida de lo nacional, sin embargo, ejecutan la destrucción del Estado nacional. Son de pensamiento y acción conservadora, se manejan en dos direcciones: la defensa de los valores de la nación (familia, religión, comunidad) y desplegando una una dinámica económica a favor de la misión neoliberal que deshace y aniquila estos valores conservadores.

Proteccionistas verdes

Señalan el peligro de extinción del Estado nacional, último reducto de protección para el medio ambiente, ante los embates del mercado. Sin embargo, en el campo político, consideran contraproducente las políticas eco-proteccionistas que son una forma de mimetizar la lucha mercado medio ambiente, cuando se protege las industrias contaminantes y su globalocalizaciòn. Allí el Estado nacional se encuentra ausente, en las normas y acuerdos suscritos.

Proteccionistas rojos

Enarbola las banderas de la lucha de clases y mantiene su diagnostico del destino revolucionario. Pero los riesgos se traducen en:

• Si no se reducen los costos sociales y salariales directos e indirectos, aumenta el desempleo.

• Si no se aumenta el empleo, se está ante la amenaza de

paralizar el sistema de seguridad social basado en el trabajo remunerado.

Fuente: Elaboración propia 2012

Al producirse el fin de la historia, como lo señala Fukuyama, el estado nacional es desplazado por una nueva forma de organización, cual es, la sociedad mundial. Esa sociedad mundial se caracteriza porque la totalidad de las relaciones sociales no son determinables, a través, del Estado Nacional. En esta sociedad mundial, los espacios cerrados son ficticios, las frontera tienden a desaparecer relativamente porque la relación de poder sigue persistiendo. Otro aspecto que la caracteriza es la pluralidad bajo el control del mercado, lo que implica formas de producción transnacional, competencia del mercado de trabajo, informes mundiales en los medios de comunicación, boicots de compras transnacionales, crisis y guerras percibidas desde un punto de vista “global”, utilización militar y pacífica de la energía atómica, y el impacto al medio.

Muchas interrogantes pueden surgir, a raíz de las descripciones anteriores, ¿el desplazamiento de los Estados Nacionales, es total?, ¿Cómo se definen, en este reordenamiento las relaciones de dominación?; Comencemos por la segunda interrogante, la conciencia social sigue influenciada por el medio, las barreras no se desplomaron en todas las sociedades pues sus condiciones socio económicas y sus relaciones de poder, provenientes de éstas, no se lo permitieron. El mundo sigue siendo observado por unos, como una gran oportunidad en sus intereses, con lo cual, las posibilidades de influenciar y dominar en ciertos espacios siguen vigentes. Sobre esta inferencia, las fronteras no pierden importancia. El libre albedrio reemplaza el concepto de libertad.

La sociedad mundial pasa a ser una verdad relativa, que se mantiene en ciertos espacios que por su desarrollo socioeconómico y, su nivel tecnológico, son promotores y beneficiarios de esa concepción, pero el impacto de èlla se reciente en otros escenarios que carecen de estas posibilidades. En tal sentido, el Estado nacional sobrevive al reordenamiento mundial, y pasa a protagonizar con el mercado el nuevo modelo. El grafico, de la siguiente pagina, describe los factores que integran el reto a enfrentar por el Estado Nacional en el nuevo modelo.

©geopoliticnews.com

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *